Alimentación complementaria – parte 4

Baby-Led Weaning a fondo

En esta entrada de hoy, os cuento detalles sobre el blw y os doy una explicación más amplia sobre cómo empezar con este método que «suena tan raro».

¿Por qué se llama así? ¿Con qué alimentos empiezo? Y mucho más…si te interesa el tema, sigue leyendo….

bebe aguacate

Baby-led weaning, ¿por qué se llama así?

Baby led weaning lo podríamos traducir de diferentes maneras: destete guiado por el bebé, alimentación autorregulada por el bebé, bebé al que se le permite autorregular su alimentación complementaria, etc.

Este nombre es simplemente la forma de llamarlo en inglés y es como este método se está dando a conocer. Sería lo contrario a dar de comer las «papillas de toda la vida».

¿Con qué alimentos empiezo la alimentación complementaria?

Para empezar quiero recalcar que no hay que sustituir tomas de leche por alimentos complementarios, sino que lo ideal es ofrecer primero la leche y después el resto de alimentos, que son los que complementan a la leche (materna o artificial).

¿Sabías que…. no importa por qué alimento empieces?

Te sonará extraño porque siempre «hemos sabido» que la alimentación complementaria se empieza con un grupo de alimentos en concreto, verdad? Yo, por ejemplo, he visto a todos los niños de mi familia y amigos empezar con una papilla de frutas.

Pues realmente no tiene ningún fundamento científico. Simplemente, a nivel de cada país, se preparan unos protocolos para que las familias empiecen a introducir los mismos alimentos a los bebés. Para seguir un orden.

Y te explico por qué no importa empezar por un alimento u otro: en cada país, este listado de introducción de los alimentos es diferente.

¿Quiere decir eso que hay países en los que los niños están más preparados o los pediatras han descubierto el listado «definitivo»? No…simplemente no importa el alimento que escojas, pero sí que hay que tener en cuenta ciertas cosas que sí son importantes:

– Es importante distanciar o separar la introducción de un alimento alergénico unos 3 o 4 días de otro también alergénico… para comprobar si el niño tiene alguna reacción alérgica.

– Hay ciertos alimentos que no hay que ofrecer antes del año. Ya sea por immaduración del sistema digestivo o por evitar el ahogo del niño al tragárselo.

En resúmen: no importa el orden de introducción de los alimentos como tampoco es importante demorar la incorporación de aquellos alimentos potencialente alergéncios. Lo que sí es importante es la progresión. Hay que hacerlo despacio para comprobar la tolerancia del bebé.

 pan pasta carne tomate platano

 

Alimentos a priorizar o a limitar:

Alimentos a priorizar:

Cereales: trigo, arroz, maíz, avena, cebada, centeno,… aquellos cereales que contienen gluten pueden incorporarse también desde el principio de la alimentación complementaria. Aunque hay que seguir la recomendación de hacerlo poco a poco.

Pequeñas cantidades de frutas y hortalizas. No deben priorizarse sobre el resto de alimentos porqué tienen pocas calorías.

Legumbres: garbanzos cocidos,…

Carne, pescado y huevos. Siempre deben estar bien cocinados para evitar infecciones.

Aceite (preferiblemente de oliva)

– Respecto al agua, que beba si tiene sed. Si el lactante toma toda la leche que quiere, posiblemente no tendrá necesidad de agua.

Alimentos a limitar:

– Comidas sin valor nutritivo: sopas, caldos o similares

– Zumos

– Lácteos (excepto la leche artificial en bebés no amamantados)

– Sal y productos salados (embutidos, quesos, aperitivos, etc)

– Azúcar o alimentos azucarados

Alimentos a excluir en esta etapa:

– Alimentos sólidos susceptibles de ahogar al bebé: granos de uva enteros, frutos secos, salchichas, cerezas, olivas, patatas chips, y en general cualquier cosa que pueda obturar sus vías aéreas sin que el bebé se de cuenta.

– Desnatados: hasta cumplir los dos años es desaconsejable que los niños tomen lácteos bajos en grasa

– Bebidas sin valor nutritivo como té, café, bebidas azucaradas o edulcoradas.

– Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo, conservas de atún, carne cazada con munición de plomo y platos de espinacas o acelgas

– Miel

– Infusiones

A partir del año, la mayoría de los bebés pueden comer lo mismo que el resto de la familia aunque debemos evitar los pescados nombrados en el punto anterior por su elevado contenido en mercurio, cabeza de marisco y cuerpo de cangrejo y crustáceos por su elevado contenido en cadmio, otro metal pesado, espinacas y acelgas conrolando la ración y animales cazados con munición de plomo, por su contenido en plomo

  • Para leer la información sobre las entradas previas, sigue los siguientes enlaces:

Parte 3: http://www.silviadiets.com/silviadiets_ES/wp-admin/post.php?post=784&action=edit

Parte 2: http://www.silviadiets.com/silviadiets_ES/wp-admin/post.php?post=753&action=edit

Parte 1: http://www.silviadiets.com/silviadiets_ES/wp-admin/post.php?post=744&action=edit

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *